DEJA DE SENTIRTE DESBORDADA CON LA CRIANZA Y EMPIEZA A DAR LO MEJOR DE TI A TU FAMILIA

Sin perder el control con tus hijos, sin alejarte de tu pareja, sin que te influya el entorno, sin sentirte culpable y sin sentir que la crianza te supera

Da lo mejor de ti a tu familia

1. Aprende lo que tu hijo necesita

2. Recupera tu equilibrio emocional

3. Toma las mejores decisiones de crianza

4. Empodérate

Este sitio es para ti si…

 

  • Quieres que tu hijo tenga un desarrollo psicológico y emocional saludable pero tienes dudas de qué decisiones tomar para conseguirlo
  • Crees que el apego es importante pero que no todas las herramientas de esa forma de crianza van con tu estilo de vida o las necesidades de tu familia
  • A veces te sientes desbordada con la crianza y crees que no estás haciendo las cosas “bien”
  • A veces pierdes el control o la paciencia con tu familia y no te reconoces
  • Tu vida de pareja se ha resentido desde que eres madre
  • Te sientes poco apoyada o comprendida por tu familia y entorno cercano
  • Se están despertando en ti viejas heridas de tu infancia que ahora te hacen sufrir

Lo que pensaste que no te iba a pasar a ti y te pasó

 

Antes de ser madre yo también pensaba que esas cosas tan terribles que decían las madres del primer año de su maternidad nunca me iban a pasar a mi. Error. Cualquier parecido de lo que me había imaginado a lo que fue en realidad, pura casualidad. Mi bebé lloraba, yo lloraba, mi pareja volaba a la farmacia noche sí, noche no. Visitábamos al pediatra, a un montón de asesoras…

Todo el mundo me daba su opinión… pero ninguna me servía. Sí, esa de la foto soy yo. Exhausta, con mi bebé amarrado para que no se cayera de mis brazos por el agotamiento.

Hasta que un día todo cambió. Dejé de exigirme. Comencé a mirar a mi bebé, a escucharle, a darle sencillamente lo que me pedía. Empezamos a conocernos mejor, a entendernos. Y entonces, la primera sonrisa, el milagro. Le siguieron carcajadas y buenos momentos con olor a leche agria, a sudor, …a felicidad en pijama.

 

No conozco nadie para quien haya sido fácil

 

La maternidad tiene luces y tiene sombras. Hoy en día no se puede ejercer de manera satisfactoria, sin renunciar a algo, lo que nos hace sentir muy mal. Es normal.

No es tu culpa. Es muy difícil encontrar el punto de equilibrio donde te sientas buena madre, tus hijos se desarrollen saludablemente, mantengas una vida de pareja satisfactoria y te sientas realizada como persona.

Todas nosotras hemos pasado por el desequilibrio en alguna de estas áreas… o en todas ellas. Pretender que la crianza fluya, no es fácil, y sólo sirve para añadir aún más presión a tu vida.

Las recetas sólo sirven para hacer piña colada

 

Apuesto a que a tu alrededor tienes un montón de gurús, enterados y enteradas -a veces son de tu familia-, “profesionales” y autores de betsellers que te van a venir a decir lo que tienes que hacer con tu hijo para que no se convierta en un desgraciado, en un adicto o en un delincuente cuando sea mayor.

Tampoco me voy a equivocar mucho si te digo que se que estas harta y confundida, a partes iguales, de las modas sobre crianza que emergen tan rápido como desaparecen.

Hay algo que tengo muy claro en esto de la crianza. Te lo digo ya: las recetas no sirven. Tu hijo, tu familia y tú sois únicos y necesitáis una solución que se adapte a vuestras necesidades, y no al revés.

Este es el momento en el que puedes hacer que tu maternidad sea

tan satisfactoria como habías imaginado.

Aquí está la llave para que sepas qué hacer para que tu hijo crezca y

se convierta en unadulto feliz y que sepas poner en práctica tus decisiones

de forma equilibrada con las necesidades de la familia.

¿A qué esperas?

 

 

Soy Eva Martínez 

Coach de mamás, especialista en teoría del apego, inteligencia emocional, desarrollo y psicología infantil

Ayudo a mamás, en los primeros cuatro años de su maternidad, a dejar de sentirse desbordadas por la crianza, para que puedan dar lo mejor de sí mismas, y a poner en práctica las herramientas para que sus hijos crezcan psicológica y emocionalmente saludables, teniendo en cuenta las necesidades y características únicas de su familia.

LAS TRES CLAVES DE LA CRIANZA EN EQUILIBRIO

Si quieres que tu hijo se desarrolle psicológica y emocionalmente saludable, tenga confianza en sí mismo, que desarrolle las herramientas para reponerse a las dificultades y ser feliz, mientras tú disfrutas de acompañarle en esta maravillosa aventura, necesitas aprender a:

Conocer las necesidades de tu hijo, no de los niños de la edad de tu hijo, sino de tu las necesidades específicas del tuyo (si tienes más de uno sabes por experiencia de qué te hablo)

A atender tus propias necesidades. A reconocer -y a respetar- tus límitaciones, tus tiempos y tu energía para tener la capacidad poner en práctica tus decisiones de crianza y sostener emocionalmente al núcleo familiar (sí, eso nos toca a nosotras sí o sí)

No creer nada de lo que te dicen sobre lo que “debería ser” y que aprendas a diseñar las soluciones que te sirven a ti, a tu hijo en función a las características únicas y de las necesidades de tu familia

Icons made by Freepik from www.flaticon.com is licensed by CC 3.0 BY

Únete a la Tribu

Recibe información de calidad sobre apego y autocuidado para mamás, videos, retos, guías y todas las herramientas que necesitas para dejar de estar desbordada por la crianza y comenzar a sentirte en la mejor compañía

LO QUE DICEN DE MI LAS MAMÁS QUE YA ME CONOCEN

“Cuando comencé mi proceso de coaching estaba viviendo uno de los momentos más difíciles de mi vida. Me sentía sola, desamparada, desorientada… Gracias al proceso aprendí que jamás estaría sola porque yo misma era mi mejor compañía y desde ese día vivo más feliz y afronto cualquier situación, buena o mala, con fuerza y coraje. Algo que pensaba que no tenía. Pero sí tengo, sólo necesitaba a alguien que me indicase el camino a seguir para encontrar la luz.”

Rocío P. México D.F.

“El círculo de maternidad me ha ayudado a expresarme con libertad y sin miedo. El día de reunión se convirtió en una ilusión cada semana para sentirme acompañada y en confianza con otras mamás con las que compartía los mismos temores y alegrías. Al mismo tiempo me sentí útil de poder escucharlas, pues aprendí que al final es lo mejor que podemos hacer entre nosotras. Lo más hermoso que me ha dejado es la amistad, tener con quién llorar y reír sobre nuestros pequeños. Ni un momento puedo dudar que fue una excelente decisión asistir.”

Elisa López. Actuaria

“El proceso de coaching que he seguido ha marcado un antes y un después en mi vida. No sólo he aprendido técnicas nuevas y estrategias para superar los obstáculos en mi maternidad, sino que he descubierto quién soy y lo que realmente quiero. Creo que este proceso ha sido sólo el comienzo de mi nueva vida.”

Carmen Martín. Mamá a tiempo completo

”El proceso de coaching que hice con Eva Martínez me ayudó a entender el problema que tenía entre manos desde otro punto de vista. Para mí, lo mejor, es que lo pude ver, ver de verdad, ya que me mostró técnicas muy visuales, tangibles y sensoriales. A través de las preguntas que Eva me hacía, yo encontraba mis propias respuestas, me pareció un proceso muy activo, donde yo era la protagonista”

C.A. Psicóloga y educadora

Si tú también tienes alguna de estas dificultades estás en el sitio adecuado

Bienvenida al principio del fin de tus problemas de crianza

Esto es lo que conseguirás

Sabrás cómo ayudar a tu hijo a desarrollarse emocional y psicológicamente sano, con una autoestima y resiliencia a prueba de los retos de la vida.

Descubrirás qué decisiones de crianza son las más indicadas específicamente para tu familia.

Desarrollarás una gran seguridad en ti misma y en tu labor como mamá.

Estarás acompañada y apoyada en todo momento por mi y por una tribu de mamás en tu misma situación.

Conocerás las herramientas y estrategias para responder a las necesidades de sus hijos desde el equilibrio emocional.

No te sentirás atacada y sabrás qué responder ante el entorno cuando alguien se entrometa en tus decisiones de crianza.

Aprenderás a manejar la relación con tu propia madre y con otras personas tóxicas del entorno cercano que te hacen daño.

Disfrutarás de cada paso de la crianza como una aventura de gran crecimiento personal.

Sabrás cómo crear y mantener una buena relación con tu hijo y con tu pareja. 

“Una crianza placentera es posible. Una maternidad plena, en la que sientas que lo estás haciendo bien como mamá, segura de estar dándole a tu hijo las herramientas que necesita para que se desarrolle psicológica y emocionalmente saludable, manteniendo tus propias necesidades y las de tu familia satisfechas”

¿Quieres saber qué puedo hacer por ti?

Descubre cuál es mi fórmula para que tu crianza sea placentera, equilibrada y eficaz para que tu hijo crezca como un adulto feliz

... o envíame tu pregunta

5 + 9 =

Share This